Exposición Ibidem, Museo Oteiza

De 05 de Octubre 2021 hasta 16 de Noviembre 2021

Exposición Ibidem, Museo Oteiza, y charla inaugural
Actividad enmarcada en la Semana de la Arquitectura 2021 CTAV

 

València, del 5 de octubre al 16 de noviembre del 2021
Sala de exposiciones del CTAV
Inauguración: martes 5 de octubre de 2021 a las 19:00h
Diálogo entre la visión arquitectónica y la visión artística, a cargo de Marisa Sáenz y Mª José Gurbindo

Patio del CTAV
INSCRIPCIÓN GRATUITA - Aforo limitado
Retransmisión en STREAMING en el canal del CTAV https://youtu.be/OhaO1x1RwRs

 

 

Intervinientes
Carlos Salazar, Vocal de Cultura del CTAV. Bienvenida y presentación de los intervinientes
Marisa Sáenz Guerra, arquitecta por la ETSAM
Mª José Gurbindo, arquitecta y autora de las fotografías expuestas

 

La autora de la exposición Mª José Gurbindo y la arquitecta Marisa Sáenz, hija de Sáenz de Oiza, establecerán un diálogo entre la visión arquitectónica frente a la visión artística del Museo Oteiza, último proyecto de Sáenz de Oiza con el escultor Jorge Oteiza, unidos por una larga amistad y colaboración profesional.

 

 

Presentación:

PRÓLOGO del catálogo de la exposición _ (a la venta en Espai Guastavino)

 

La fotógrafa miró al Museo Oteiza
La fotografía es un arte que nació de una innovación técnica. Como otros antes y otros después.
Fue recibido con recelo, ¿acabará con la pintura? Y llegó para quedarse. En esta disciplina, lo
mas importante es la mirada.

 

¿Qué convierte una fotografía en obra de arte? La mirada de la fotógrafa. Una mirada libre y
consciente, pero condicionada. El ojo de la fotógrafa es la suma de su órgano humano y de la
cámara, que compuesta básicamente de visor, objetivo y microprocesador, “reproduce”, “fija”
“inmortaliza” lo que la mente de la artista, a través de su mano que pulsa el disparador, le ordena.
Muchos intermediarios para crear una fotografía, que no es más que una imagen que la artista
primero ¿soñó? ¿vio? ¿buscó?

 

 

En “Ibídem” Mª José Gurbindo, arquitecta y fotógrafa, buscaba lugares que ninguna mirada antes
hubiera valorado, para revelárnoslos en sus fotografías. ¿No es el arte el lenguaje que comunica
lo más profundo, lo que no podemos transmitir de otra manera?

 

Al posar una mirada nueva, limpia, sin juicios previos, sobre el edificio de Sáenz de Oiza, sintió
sus espacios, sus rincones, sus luces, sus texturas, las obras que exhibe… y su mano ordenó a la
cámara captar esas percepciones, esos momentos, esas emociones que, a través de su mirada
voluntaria, se han convertido en obras de arte muy personales. Porque Mª José Gurbindo
buscaba y en el otro “Museo de Jorge Oteiza” ha encontrado. Pudiera parecer fácil; estaba allí. Y
sin embargo sólo una persona, una artista llena de inquietudes y preguntas es capaz de
ofrecernos estos fragmentos visuales del Museo Oteiza que lo resumen y presentan, junto con su
obra y pensamiento, de manera sensible y honda. En la época de la saturación de las imágenes,
las que integran “Ibidem” se convierten en hermosas ventanas al profundo mundo oteiziano.
Ahora nos toca a nosotros adentrarnos en lo que nos propone.

 

 

Pamplona, marzo 2021
Mercedes Jover Hernando
Directora del Museo de Navarra